Desde Ralún nos dirigimos en vehículo al valle Cayutúe para empezar nuestra caminata a 500 m sobre el nivel del mar, dónde hay una espectacular vista sobre el estuario Reloncaví. Seguimos un camino que pasa en partes por el lecho de un arrollo que nos acompaña un buen trecho de nuestro camino por un antiguo bosque de árboles nativos como coigües, mañios, ulmos, tepas, helechos gigantes enredaderas y fucsias hermosas. Después de una caminata de aproximadamente 2 horas llegamos a los prados de la laguna Cayutúe en dónde descansamos, nos podemos bañar en la laguna y disfrutamos de una buena comida en este hermoso entorno con una vista inigualable de montes boscosos y del volcán Puntiagudo en el fondo. La duración de nuestra estadía depende principalmente de tu itinerario personal. Idealmente y si el clima lo permite, nos quedamos toda la tarde disfrutando del día en esta playa. Exprésanos cuales son tus preferencias para ofrecerte un día al aire libre a tu gusto.

Qué quieres hacer ahora?