Este paseo se presta para disfrutar un día en familia o con amigos en la naturaleza sin necesariamente esforzarse mayormente: Bajamos el río Petrohué bajo sin mencionables rápidos en bote para disfrutar de un bello día, nadar en el río, parar a tomar sol en una playa y comer un sabroso asado. Puedes unir diferentes intereses en un solo bote y cada uno queda contento: los que desean más acción nadan y se refrescan a ratos en el río o exploran los entornos en una que otra playa mientras que los demás se quedan disfrutando del paseo en el bote o en la playa.

Qué quieres hacer ahora?